jueves, 28 de octubre de 2010

Belén Rueda se erige como la SCREAM QUEEN española



Aunque los trailers nos la han vendido como El Orfanato 2, Los Ojos de Julia no tiene nada que ver con aquella (más allá de unos mismos productores y una misma actriz protagonista). La película (En cines desde el 29 de Noviembre) cuenta la historia de Julia (Belén Rueda), quien recibe la noticia de la inesperada muerte de su hermana, Sara. Todos los hechos apuntan a que se trata de un suicidio. A pesar de todo, Julia es incapaz de aceptar esta versión y empieza a investigar las circunstancias que rodeaban la vida de su hermana, a la que no visitaba desde hacía unos meses y cuyos últimos meses de vida habían estado envueltos por el misterio.

El director, Guillem Morales, recuerda perfectamente cómo nació la idea de la película: “Tuve la imagen de una mujer con una venda en los ojos. Le habían operado de la vista y tenía que llevar la venda puesta durante dos semanas si quería recuperarla. Pero si se quitaba la venda accidentalmente, la operación se arruinaría. De alguna manera intuía que esa mujer, aunque llevara la venda puesta, en ese momento empezaba a ver las cosas más claras que nunca. Eso es todo lo que sabía entonces. Era sólo una idea. Pero sabía que detrás había una buena historia que contar.”

Los ojos de Julia funciona como un thriller durante toda la película hasta que llega a una parte final en la que se convierte en un Giallo italiano, con una atmósfera opresora, oscura, amenazante y enrareciza que funciona perfectamente y que eleva el resultado final de la propuesta. Si la atmósfera es una de las bazas del filme es precisamente por el trabajo que ha llevado diseñarla y conseguirla. De entrada, Guillem Morales y Guillermo del toro enfrentaron sus ideas visuales (La estética de viedeojuego pretendida por el primero frente al estilo gótico del segundo). Balter Gallart, el director artístico, explica el resultado final: "Es una atmósfera con influencias centroeuropeas increíblemente empobrecida. No es una estética gótica pero otorga a la película la atmósfera adecuada para una historia tan sobrecogedora y que describe perfectamente un mundo en el que –como repetía constantemente Guillem- ya no hay nada hermoso que ver".

Belén rueda, tras su interpretación en El Orfanato en 2007 y ahora en Los Ojos de Julia se alza como la Scream Queen española, seguida muy de cerca por Manuela Velasco, que con su papel de Ángela Vidal en las dos primeras entregas de [REC] creó todo un icono del terror español. ¿Volveremos a ver a Belén Rueda en otro papel de terror?  Sólo el tiempo lo dirá...

miércoles, 27 de octubre de 2010

Los payasos de la guerra civil



1937; los monos de un circo aúllan salvajes dentro de su jaula mientras, en el exterior, los hombres se matan en otro circo: la guerra civil española, que sigue su curso. El payaso tonto del circo, reclutado a la fuerza por los milicianos, termina perpetrando, sin abandonar su disfraz, una carnicería a machetazos entre las filas del bando Nacional.

Así da comienzo esta peripecia en que Javier y Sergio, dos terroríficos y desfigurados payasos, se enfrentan a muerte por el ambiguo amor de una bailarina...

JAVIER, hijo del Payaso miliciano. Su padre, desde la cárcel, le advierte: nunca serás gracioso. Serás el payaso triste, el que recibe las bofetadas. La felicidad la encontrarás únicamente en la venganza.

Javier intenta rescatar a su padre condenado a trabajos forzados en las obras del Valle de los Caídos, sólo para verlo morir en sus brazos, asesinado por el despiadado Coronel Salcedo.

En 1973, Javier, ya adulto, busca trabajo como payaso triste en un circo, donde coincide con un estrambótico elenco de personajes marginales, como un hombre bala, un domador de elefantes o una mal avenida pareja de amaestradores de perros. Su camino, además, se cruza allí con SERGIO...

Argumento extraído de la web AULLIDOS.


 

martes, 26 de octubre de 2010

¿Cúal es la mejor temporada de Dexter?

Julia Stilles, nuevo personaje en Dexter



 Todos tenemos algo que esconder.
Un oscuro lugar dentro de nosotros que no queremos que vea el mundo.
Así que pretendemos que todo va bien.
Envolviéndonos en arcoiris.
Y quizá sea lo mejor, por que algunos de esos sitios son más oscuros que otros.
Dexter. Capítulo 5 de la quinta temporada.

¡Pero qué grande es Dexter! Anoche discutía con unos amigos acerca de la calidad  de esta serie Ninguno ponía en duda que fuera buena, eso se da por hecho. El debate giraba en torno a cuál era la mejor temporada. Para unos la primera, con un gran enemigo para Dexter y la novedad de los personajes; para otros la mejor es sin duda la cuarta, con el Trinity Killer haciendo de las suyas, Dexter luchando contra su futuro y enfrentándose al impresionante final de temporada. La quinta lleva ya cinco capítulos  en Estados Unidos y desde luego sigue regalando momentos magníficos. Me gustan las nuevas tramas, la elección de que Dexter no tenga un único enemigo al que enfrentarse sino que la trama se divide en diversos frentes de interés y riesgo para el protagonista. ¿Será esta su mejor temporada? Y para vosotros, ¿cúal es la mejor? 


viernes, 22 de octubre de 2010

Cuando a Hit Girl le salen los colmillos

Este fin de semana, y de cara a hacer taquilla aprovechando la celebración de Halloween, la próxima semana,  se estrenan Paranormal Activity 2 y Déjame Entrar (remake de la película sueca de 2008). De la primera ni siquiera se han hecho pases de prensa para evitar flitraciones pero Déjame Entrar se pudo ver en el festival de Sitges, donde ya surgió el debate sobre la fidelidad  de esta nueva película  respecto al material original (tanto la novela como el filme en que se basa).

Abby (Chloe Moretz), una misteriosa chica de 12 años que se muda al lado de Owen (Kodi Smit-McPhee), un marginado social que sufre brutales abusos en el colegio. En su soledad, Owen forja un estrecho lazo con su nueva vecina, pero no puede evitar darse cuenta de que Abby no se parece a ninguna otra persona que conozca. Mientras una serie de espeluznantes asesinatos atenaza su invernal pueblo de Nuevo México, Owen tendrá que hacer frente al increíble hecho de que esta chica de apariencia inocente es en realidad un salvaje vampiro.



Poco después del estreno con gran éxito de Monstruoso (Cloverfield), Overture abordó al director Matt Reeves para que adaptara el libro a un guión para una película de habla inglesa ambientada en Estados Unidos. Asegura que se enganchó sobre la marcha a esa historia que le recordaba a su propia infancia. “Me conmovió de verdad. Lindqvist y Tomas Alfredson, que dirigió la película sueca, habían creado una impactante metáfora sobre la confusión de la adolescencia”.

Pero los sentimientos de los personajes, especialmente los de Chloe Moretz, van mucho más allá de lo experimentado por la mayoría de adolescentes. Mientras trabajaba con ella para concretar su personaje, Reeves le enseñó una serie de fotos tomadas por la fotógrafa artística Mary Ellen Mark. Muestran a una familia sin techo que incluye a una niña de 12 años. “Tiene una expresión de desafío en el rostro pero, bajo ella, está muy dolida”, explica. “Al igual que Abby, ha visto cosas por las que ningún niño de 12 años debería pasar. Abby es dura pero, por otro lado, esas experiencias la han marcado mucho”.

Reeves ha hecho una gran película: entretenida, oscura, profunda... Gustará mucho a quienes no hayan visto la original porque mantiene lo que hizo que aquella fuera una gran película pero le imprime un ritmo mucho más rápido, más convencional y comercial. De hecho, esta nueva versión comienza hacia la mitad de la historia original, por lo que el filme de Reeves está contado con un flashback. La música del oscarizado Michael Giachino completa un gran trabajo en todos los aspectos del filme, aunque no llega a la riqueza musical de la banda sonora original. Desde luego, la película funciona en gran medida por la química entre los dos protagonistas, aunque una vez más, Chloe Moretz se come la pantalla. La Hit-Girl de Kick Ass sigue creciendo, le salen los colmillos y demeustra una fuerza interpretativa que muchos comparan ya con los primeros papeles de Natalie Portman, como en Leon: el profesional.


jueves, 21 de octubre de 2010

Tarde o temprando se rodará, todo el mundo lo sabe

Y mis ediciones especiales de REC y REC2 en casa...

Paco Plaza ha conseguido, junto con Jaume Balagueró y Luis Berdejo, una de las pocas sagas del cine español. REC y REC2 fueron auténticos éxitos de taquilla, no sólo en nuestro país sino más allá de nuestras fronteras, donde las continuaciones (REC: genesis y REC:apocalypse) ya se han vendido.

Apenas pude charlar con Paco Plaza, y me hubiera encantado tomarme algo con el y con Leticia Dolera, hablar sobre Maldito Viernes, Lo siento pero te quiero, REC, el cine y la vida en general. La parejita (ya que nunca les vi separados) asistió a películas mezclándose entre el público, sorprendió asistiendo a la rueda de prensa de La otra hija e incluso presentaron en el escenario el corto dirigido por Leticia Lo siento, pero te quiero. Bueno, en realidad, subió ella sola al escenario del Auditori mientras Paco Plaza la apoyaba desde las butacas. 

Tanto Plaza como Leticia nos han regalado a los amantes del terror el trailer de Maldito Viernes, un trailer por ahora falso de una película que Paco Plaza lleva años trabajando en su mente pero para la cual no encuentra financiación. Un filme de vampiros, rodado en blanco y negro, con Leticia Dolera transformándose en una bañera mientras intenta negar la existencia de los vampiros. Plaza recibió el apoyo de algunos fans en Sitges, cuando le regalaron una camiseta con la frase promocional de  la película, lo que le dio animos para seguir luchando por el proyecto. Desde aqui, una vez más, nuestro apoyo al director y al proyecto. Tarde o temprano, esta película se rodará, todo el mundo lo sabe...

martes, 19 de octubre de 2010

SCREAM 4 - Nuevas reglas, primeros trailers --- ACTUALIZADO

























Me la han colado. El segundo de los dos trailers que colgué ayer de Scream 4 era falso, más falso que un billete de 7 euros, como decía nuestro querido lector Cornik. Lo vi en una web supuestamente de confianza y no contrasté la información (si me vieran mis antiguos profesores de la universidad...)

Sin embargo, aqui teneis el oficial, el real, con posibilidad de verlo en Alta Definición. Por ahora, sólo en inglés. En cuanto esté subtitulado o en castellano lo subiré.


Terminado el festival de Sitges, volvemos a la normalidad. Scream 4 acaba de lanzar el primer avance oficial de la película. Vuelven todos los protagonistas junto a unos nuevos (probablemente para renovar la saga e iniciar una nueva trilogía) pero ahora que las reglas del cine de terror son de sobra conocidas por los espectadores, Wes Craven vuelve a las pantallas con la saga de Scream para cambiarlas. "Ahora las vírgenes pueden morir", como dicen en el propio avance, así que eso de si no practicas sexo estás libre, se acabó. Su estreno en Estados Unidos está previsto para abril del próximo año.

SITGES 2010 - Los grandes ausentes

Ángel Sala, director del Festival, durante la Inauguración
Ahora que el Festival ha pasado; ahora que la resaca de los premios, los maratones y las fiestas han terminado. Ahora que el Auditori ya no ruge con su sistema de 7.1 único en España y que el jardín del Melia ya no está repleto de cámaras y famosos... Ahora es momento de hacer balance, analizar lo que ha sido, lo que pudo ser y lo que esperamos sea el año próximo.

La 43 edición del Festival de Cine fantástico y de terror de Sitges ha tenido más espectadores que el año anterior (a falta de tres días para su conclusión ya se había superado el número de espectadores del año anterior. El ambiente que se vive el en pueblo, especialmente el primer fin de semana con la Zombie Walk, es espectacular. Pasearte por el bar del Melia supone poder cruzarte con actores, directores y todo tipo de personajes: desde el friki con camisetas negras en busca de una foto con las actrices, hasta los chulitos trajeados que quieren aparentar algo que no son aprovechando el festival para ligar. Entre medias, mucha gente joven, mucho aficionado al cine en general (y al fantástico y terror en particular). Salta a la vista la sala de prensa, repleta de hombres y en la que la aparición de una mujer suele suponer un soplo de aire fresco y revolución. Hay que vivir el ambiente, sentirlo, porque una vez lo haces, como decía el spot de este año, "se queda contigo para siempre".  Sin embargo, y a pesar de títulos potentes como  Secuestrados, Monsters o Let me in, se han echado en falta otros como La trampa del mal (Devil), Scott Pilgrim, Hereafter o incluso Balada triste de trompeta, recientemente galardonada en Venecia como mejor película y mejor dirección. Por supuesto, no hablamos ya de Piranha 3D, que incluso estaba incluida en el libro de prensa de este año como programación oficial en el apartado de 3D. 

¿A nadie se le ocurrió un avance de TRON: Legacy? ¿Por qué no se llegó a un acuerdo para emitir en primicia el primer capítulo de la serie The walking dead? A poco que uno se pare a pensar, se encuentra con Saw VI y VII a puertas de su estreno y ni rastro en Sitges (claro que después de lo ocurrido con SAW VI no me extraña que Buenavista pase de la distribución en España). Y aun hay más títulos que podrían haber estado en Sitges 2010, como Paranormal Activity 2, el trailer de Scream 4 que justo esos días se ha estrenado en unos premios en Estados Unidos o Black Swan (recibida con muy buenas críticas también en Venecia). Para terminar, otra que no ha estado (no exactamente) es Buried (enterrado), la película de Rodrigo Cortés, a quien entrevisté justo antes del Festival y que ha recibido en Sitges el premio a la mejor película europea. El propio Cortés, en su discurso agradeciendo el premio, aseguró que la película había sido pensada para un público como el de Sitges y que su deseo había sido estrenarla primero en el festival y justo después en salas comerciales del mundo, pero que por temas de distribución internacional no pudo ser. 

En fin, grande, muy GRANDE, la experiencia de vivir el festival de Sitges por primera vez, donde no sólo ves películas y comes cualquier cosa, sino que puedes charlar con gente de todo tipo: desde blogeros como yo, hasta actrices como Leticia Dolera o Belén Rueda, directores como Paco Plaza y Gareth Edwards y cruzarte en las escaleras con leyendas como Rebecca De Mornay o Joe Dante. No se sabe que deparará el próximo año, tampoco el filme que centrará el homenaje, aunque ya están trabajando en ello y "en unos meses sabréis más cosas", citando palabras de Ángel Sala, director del Festival. Si la fuerza nos acompaña, allí estaremos el próximo año también. Al final, por muchos ausentes que haya, una charla con Ivana Baquero o unas palabras con Chloe Moretz valen la pena.

Con Chloe Moretz y Kodi Smit-McPhee, protagonistas de LET ME IN

domingo, 17 de octubre de 2010

SITGES 2010 - Palmarés - Santa y un neumático contra 13 asesinos


Mejor Cortometraje
THE LEGEND OF BEAVER DAMM de Jérôme Sable

Mención Especial por su original homenaje a una indiscutible obra maestra del cine fantástic: 
VICENTA de Sam Millor

Mejor Diseño de Producción
Yuji Hayashida por THIRTEEN ASSASSINS

Mejores Efectos de Maquillaje
Vitaya Deerattakul & Andrew Lin por DREAM HOME

Mejores Efectos Especiales
Gareth Edwards por MONSTERS

Mejor Banda Sonora Original
Seppuku Paradigm, Alex & Willie Cortes por NUITS ROUGES DU BOURREAU DE JADE (RED NIGHTS)

Mejor Fotografía
Mika Orasmaa por RARE EXPORTS: A CHRISTMAS TALE

Mejor Guión
Nicolás Goldbart por FASE 7

Mejor Actriz
Josie Ho per DREAM HOME

 Mejor Actor
Patrick Fabian por THE LAST EXORCISM

Mejor Director
Jalmari Helander per RARE EXPORTS: A CHRISTMAS TALE

Premio Especial del Jurado
WE ARE THE NIGHT de Dennis Gansel

Mejor Película
RARE EXPORTS: A CHRISTMAS TALE de Jalmari Helander




OFICIAL FANTÀSTIC COMPETICIÓ PANORAMA


Mejor Película
TUCKER & DALE VS. EVIL d’Eli Craig

Mejor Cortometraje
THE FAMILIAR de Kody Zimmermann


CARNET JOVE


Mejor Película FANTASTIC
RUBBER de Quentin Dupieux

Mejor Película MIDNIGHT X-TREME
MUTANT GIRLS SQUAD de Noboru Iguchi & Yoshihiro Nishimura & Tak Sakaguchi


Gran Premio del Público El Periódico de Catalunya
Mejor Película
THIRTEEN ASSASSINS de Takashi Miike

MÉLIÈS DE PLATAMéliès d’Argent a la Mejor Película Europe
RUBBER de Quentin Dupieux

Mención Especial
RARE EXPORTS: A CHRISTMAS TALE de JALMARI HELANDER


MÉLIÈS DE ORO
Méliès de Oro a la Mejor Película Europea BURIED de Rodrigo Cortés

PREMIOS DE LA CRÍTICA

Premio de la Crítica Jose Luis Guarner
UNCLE BOONMEE WHO CAN RECALL HIS PAST LIVES d’Apichatpong Weerasethakul

Premio Citizen Kane al director/a revelación
Quentin Dupieux per RUBBER

sábado, 16 de octubre de 2010

Gareth Edwards habla de Monsters y Matt Reeves inaugura la nueva HAMMER

Con Gareth Edwars, director de Monsters
Monsters se ha convertido , junto con Super, Kaboon, Rare Sports y Secuestrados, en lo mejor del festival. Diversos problemas nos impidieron una auténtica entrevista con Gareth Edwards, director de Monsters,  aunque yo nunca desisto y tras asistir a la rueda de prensa  pude conversar con él por la tarde entre entrevista y entrevista. No me pararé a explicar de qué va la película, pues podéis acudir al post dedicado a ello, así que me voy a centrar en lo que supone hacer una película como esta: "Me encantan las fantasías apocalípticas. Me gusta la idea de despertarme un día y ser uno de los únicos supervivientes. Quizá por eso me gustó la idea de dos personas atravesando una zona alien tan apocalíptica", comentaba el director en una de las ruedas de prensa más interesantes de este festival. "Para esta película en concreto me gusta la siguiente explicación: imagina una película de Spielberg. Bien. Mi película pasa a 10 minutos de la suya. Mis personajes son más inteligentes, no se meten dentro del ataque, sino que intentan evitarlo. La idea, en realidad, era hacer la antítesis de una película de Hollywood". 

Monsters va mucho más allá de lo que podría esperarse de una película sobre monstruos: "El título no quiere decir sólo que hay unas criaturas por ahí, sino quíenes son realmente los monstruos de la película". Y es que Monsters es de esas películas sutiles, llenas de detalles, de información salpicada por el metraje, porque no se trata sólo de una pareja huyendo de unos bichos: "Para m í lo principal es que hay cosas malas en el mundo pero eliminarlas peude provocar nuevos monstruos. ¿te conviertes en un monstruo al matar al monstruo?" reflexionaba Edwards sobre el significado del filme, cargado de detalles no explicados que pueden dar mucho juego: "me encanta la trilogía original de Star Wars porque veías muchos personajes pasar al fondo y desaparecer. Yo quería saber de dónde venian, a dónde iban, quienes eran... Por ejemplo, una de mis películas favoritas es Reservoir Dogs, de Quentin Tarantino. En un momento dado aparece un globo. Y se le preguntó en una entrevista a Taranitno qué significaba. Aunque en realidad ese globo fue una casualidad del rodaje, la gente lee diferentes interpretaciones de lo que signfica. Yo quería mi película llena de globos. Quería llenarla de retazos incompletos de información". 

Curiosamente, parte de esos detalles están tan bien ocultados por el director con su planificación y sentido de la narración, que debeis estar muy atentos. Aunque tanto en la rueda de prensa como en mi charla posterior con el director hablamos bastante de ello, la distribuidora nos ha pedido que no desvelemos cierta información hasta el estreno, así que volved para su estreno que lo comentaremos. Lo único que puedo decir es que estéis muy atentos al inicio del film, porque Edwards juega con el espectador sin que este apenas lo note. Será algo de lo que se hable al salir de la sala, al fin y al cabo, como dijo Garth Edwards: "La audiencia tiene el mismo trabajo que yo: imaginar"



Let me in, remake del filme sueco Let the right one in supone la primera película de la nueva era Hammer. David Pire, representante de la productora ha estado esta mañana junto a Matt Reeves, director de la primera película bajo ela resucitada Hammer. "tener a Matt (Reeves) es un inicio genial", aseguraba Pire. "No queriamos coger antiguas leyendas de la Hammer que aun estén vivos y ponerles a dirigirir para un nuevo público. No puedes volver atrás en el tiempo. Queremos reinventar franquicias y tener a Matt en el inicio es simplemente genial", sentenciaba Pire cediendo la palabra al director de Let me in: "Mi primer recuerdo de la Hammer es en mi casa viendo la televisión a las once de la noche cuando tenía 10 años. Por eso es un honor empezar ser queien empeice esta nueva era de la prodcutora". Let me in, por tanto, es la primera en llegar a las pantallas aunque ya está en rodaje la siguiente: The Woman in black, que protagonizará Daniel Radcliffe. No tienen fácil llegar al público, pero es un reto que quieren superar: "El mundo ha cambiado. No podemos repetir las fórmulas y elaborar unas nuevas no será fácil", concluyó Pires.

viernes, 15 de octubre de 2010

SITGES: día 9 - Déjame entrar

Con Matt Reeves, director de Cloverfiled y Let me in

La historia la conocemos todos: un niño solitario ve como una misteriosa niña se traslada a su barrio al mismo tiempo que una serie de asesinatos azotan la zona. Cuento de amor y terror basado en el best seller de John Ajvide Lindqvist, Let the Right One In se convirtió en el suceso de la temporada 2008. Ahora, su trama se ha reencarnado en la piel de Let Me In, que cambia la Suecia de los ochenta por los Estados Unidos de la era Reagan.

Hay que reconocer que para quien no haya visto el original (PECADO CAPITAL desde YA), este remake puede parecer una gran película. Matt Reeves le otorga cierta personalidad al film, especialmente en los momentos que modifica de la original. "muchas de las subtramas las quise flitrar a través de los ojos del protagonsita", dijo el director en la rueda de prensa. Por eso la habitación del protagonista se convierte en una especie de "la ventana indiscreta" con el personaje de Kodi Smit-McPhee mirando por un telescopio a través de su ventana. Otro de los aspectos reseñables es que en ningún momento se ve la cara de la madre de la protagonista: "Es todo para aumentar la soledad del protagonista", afirmaba Reeves. Todo en la película funciona (a excepción de algunos exajerados efectos digitales empleados con el personaje de Chloe Moretz (quien, por cierto, debería estar por aqui pero no ha acudido a la rueda de prensa). Se hand ejado fuera de la película aspectos sobre la pederastia o la sexualidad del personaje de Chloe para centarse en la idea de que el futuro del personaje de Kodi podría ser perfectamente el papel del asesino.

SITGES: Día 8 - Pervirtiendo mitos

Dos películas llevaban días funcionando en el Festival y ya me iba tocando verlas. Ninguna me ha decepcionado, es más, me han encantado. Super es sin duda lo que puedo haber sido Kick-Ass y no fue. Rare exports: A christmas tale es una perversión y vuelta de tuerca de una película navidad.

Empezamos con Super.  Frank (Rainn Wilson) ve cómo su mujer le abandona por otro (Kevin Bacon)  y decide que ya es hora de cambiar el mundo y luchar contra el crimen como si de un superheroe se tratara. La premisa, casi idéntica a Kick-Ass, va mucho más allá de lo que ésta ofrecía. No hay concesiones a lo comercial, al espectador medio. Mucho más bestia, mucho mas brutal, mucho más directa que Kick Ass, Super es todo lo que muchos estaban deseando ver. Divertida por momentos, demoledora en otros, la película derrocha energía, toques visualemnte impactantes (y que parecen sacados de Scoot Pilgrim) o la aparición de secundarios maravillosos como el interpretado por Ellen Page (haga lo que haga, esta chica me encanta). Y aunque va más allá, mostrando la cruda realidad de convertirse en "vigilante" y héroe sin poderes, el filme se las apaña para dejar un final esperanzador y de cierto buen rollo, lo cual se agradece teniendo en cuenta el conjunto de demoledores finales que está ofreciendo el Festival.

Por su parte, Rare exports: A christmas tale, es una obra fantástica, con toques de suspense, en la que se pervierte el significado de Papa Noel. Las prospecciones que realiza un grupo de científicos en un pueblo del norte de Finlandia están alterando el ánimo de los lugareños. El pequeño Pietari será uno de los primeros en darse cuenta que algo va mal y su curiosidad le llevará a descubrir el terrorífico origen de uno de los personajes más populares de la navidad. Autor de Rare Exports Inc y Rare Exports Inc - Safety Instructions, dos sensacionales cortometrajes, el finés Jalmari Helander entrega la versión alargada y el resultado no queda empobrecido. La película es divertida, entretenida y pervierte la idea feliz de Papa Noel, tirando de una vieja leyenda que dice que el señor barrigudo no era tan amigo de los niños como la tradición no hace creer.

jueves, 14 de octubre de 2010

SITGES - Día 8 - Los monstruos molan; la violencia gratuita no

A media mañana nos aguardaba A serbian Film, pero la primera que vimos fue Monsters. Precedida por muy buenos comentarios y vendida como el nuevo Distric 9, la película ni asusta ni es de acción. Los trailers (una vez mas) engañan al espectador haciéndole creer que la película es lo que no es. Monsters puede ser considerada más una road movie de ciencia ficción que otra cosa. La película nos cuenta cómo varios años después de producirse una invasión alienígena en la Tierra se ha puesto en cuarentena una zona situada entre la frontera de México y EE.UU. Un periodista se ve obligado a acompañar y escoltar a una turista (hija de su jefe) por la zona infectada, tratando de alcanzar suelo estadounidense.

Monsters empieza alli donde suelen terminar el resto de filmes: los alienígenas ya están asentados en la Tierra, han invadido una zona y el mundo intenta vivir con ello y contenerles. Envueltos en todo esto están los dos protagonistas, Samantha Wynden y Andrew Kaulder, obligados a atravesar la zona infectada, un viaje arriesgado en el que no sólo descubrirán mucho más sobre los alienígenas sino también sobre ellos mismos.

Gareth Edwars debuta en la dirección de largometrajes con una gran película de ciencia ficción (que no de terror) en la que valen más los pequeños detalles que las grandes escenas de acción (pocas, pero perfectamente rodadas). El director saca el máximo partido al bajo presupuesto y exprime sus conocimientos cinematográficos escribiendo el guión, dirigiendo el filme, controlando la fotografía e incluso creando personalmente los efectos visuales de la película.

Mosnters es un titulo engañoso, ya que parece que vamos a ver "una de monstruos" cuando apenas vemos a las criaturas. Sin embargo en ningún momento se hace aburrida. El ritmo es fantástico, los personajes evolucionan a lo largo del filme y nos ayudan a descubrir el mundo alienígena desde dentro. Absolutamente entretenida, visualmente perfecta y una nueva demostración de que con talento y poco presupuesto, se pueden hacer buenas películas.

La siguiente del día ha causado (y causará) mucha polémica. Tan sólo en la inauguración se habían visto cámaras a la salida de una proyección en el Auditori. Hoy, tras A serbian Film, había varias cámaras y algunos micrófonos de radio con el fin de captar la reacción de los primeros espectadores en verla. El filme viene precedido por la polémica y el morbo, ya que fue censurado en el Frightfest de Londres y aqui iba a ser visto en plenitud. 

¿Veredicto?


Sin duda la película más enfermiza que he visto en mi vida. En serio. Por momentos no puedes más que apartar la vista de la pantalla y decirte a ti mismo que es todo falso, una película. Y no porque sea aterradora, ni porque sea especialmente gore, sino porque lo que está sucediendo, se vea más o menos, es puramente enfermizo. (Violación a un bebe recien nacido con la madre aun jadeando, por poner un ejemplo).

La historia, para quien no la conozca, trata sobre un actor porno retirado que decide volver para un trabajo del que no sabe nada pero que le dará suficiente dinero para no volver a trabajar jamás y poder pagar una buena vida a su mujer y su hijo. El protagonsita se ve envuelto en el rodaje de una especie de Snuff movie con violaciones y pederastia, brutalidad hacia la mujer y todo tipo de demencias sexuales. Siempre he defenido películas que aun tratando temas complicados lo hagan con estilo, cuenten una buena historia y tengan un mensaje. Martyrs era un ejemplo claro. En A serbian film, no veo nada de eso. Como el propio Ángel Sala, director del festival, comentó en su día: "La he visto una vez. No pienso volver a verla".

A partir de aqui y dado que NO pienso recomendar que veais la película, os aviso de que voy a soltar SPOILERS:

La película, eso sí lo reconozco, está bien rodada y bien contada. Sin embargo, hay un momento en que el protagonsita, harto de ver en qué mundo se ha metido, decide largarse del proyecto. Tras abandonarlo, despierta 3 días más tarde lleno de sangre y sin recordar lo ocurrido. Su mujer no responde al teléfono y decide volver al edificio para intentar recordar lo que ha pasado. En ese momento ya se sabe (o al menos yo lo supe) que el protagonsita había terminado violando brutalmente a su hijo y que su mujer iba a terminar igualmente violada y golpeada. En fin, demasiado enfermiza para mi...

miércoles, 13 de octubre de 2010

SITGES - día 7 - Primero, la ira de Dios; después, otra posesión, ¿Esta noche? Sesión sorpresa...

Es curioso que las dos películas con las que ha empezado el día comenten los mismos aspectos, incluso estando ambientadas en épocas con siglos de diferencia entre ambas. Por un lado, Black Death, en la que se cuenta cómo un novicio (Eddie Redmayne), conocido por muchos por ser uno de los protagonistasde Los Pilares de Tierra, se une a un grupo en mitad de la Peste Negra, una plaga que asola pueblos, aldeas y ciudades. Algunos creen que la plaga es un castigo de Dios, un acto por el que en Señor advierte de los pecados de la humanidad. Cuando se escuchan rumores sobre un pueblo inmune a la "muerte negra", el joven se unirá a un grupo de soldados que van en su busca ofreciéndose como su guía. Entretenida, pero nada especial que reseñar. Por su parte, Vanishinng the 7th Street, de Brad Anderson, cuenta como Hayden Christensen se efrenta al desvanecimiento de la humanidad. Quedan apenas unos supervivientes que tendrán que enfrentarse a un enemigo visible pero no físico: la oscuridad. Una especie de masa negra poblada de almas susurrantes y sobras amenazadoras que intentan atraer a los que aun luchan por su vida. Al igual que en Black Death, alguno de los supervivientes ve en el suceso un castigo divino, una especie de reinicio que Dios quiere hacer en la Tierra.Y con el final del filme, que no desvelaré, bien parece que sea la idea que han querido transmitir. Entretenidas las dos, ninguna consigue convertirse en una gran película. Aunque desde luego son lo suficientemente entretenidas para que el público las disfrute en las salas con unas palomitas. Tampoco hay que pedir siempre obras maestras, ¿verdad?

Por la tarde estuve en el pase de La posesión de Emma Evans (o, como su título original y mostrado en pantalla decía "Exorcismus"). Una vez más, muy buenas intenciones se quedan en un resultado poco brillante. El filme acumula demasiados tópicos en su primera parte: la poseída que oye voces, que tiembla como una epiléptica, que hace cosas sin saber o recordar que las hace... Cuando llega el punto original del filme, el que le da la chispa, es quizá demasiado tarde. Curisosamente esta película es el ejemplo contrario al habitual. En Sitges hemos vivido muchas películas que empiezan bien o van tomando fuerza en su avance, pero que acaban estrellándose con finales pobres, efectistas o incluso incomprenisbles. La posesión de Emma Evans funciona al contrario: inicios trillados, poco enganche, pero un tramo final que quiere darle la vuelta a la tortilla y mejora el conjunto. 


Y esta noche, en lugar de dormir para el día de mañana, me voy a ver una frikada tremenda pero a cuyo termino se ha anunciado la sesión sorpresa (película que nadie sabe cúal será y puede pegar un petardazo).

martes, 12 de octubre de 2010

SITGES - Por ahora, de lo mejor

Con Manuela Vellés, protagonista de Secuestrados
No, no es que la foto con la señorita Vellés sea lo mejor del festival. Tampoco es que hoy haya visto ese peliculón que es Secuestrados. Es que me acabo de dar cuenta de que mientras en Cookies le dediqué su propio post, en la Planta 13 ni la había nombrado. El cuarto día en Sitges empezó fuerte con este filme, reciente galardonado en el festival de Texas con los premios a mejor dirección y mejor película. La factura del filme es espectacular. Rodada en doce planos secuencia, la película cuenta cómo una familia (Fernando Cayo, Manuela Vellés y Ana Wagener) ven su recién inaugurado hogar asaltado por unos encapuchados.La violencia se apodera a partir de entonces de una película en absoluto agradable y que provoca una sensación de terror más allá de lo que el género suele ofrecer. Si  La casa muda buscaba el "terror en tiempo real", el terror "cercano", lo mismo busca la película de Miguel Ángel Vivas. "Trata sobre el miedo de todo ser humano", comentaba el director. "Planteamos el mayor miedo y el abanico de reacciones que genera. No sólo te hacen daño a ti, sino a tu familia", añadía Fernando Cayo, que interpreta al padre de familia. La película está rodada de forma excepcional, acercando y alejando el dolor, la acción y llevándola más allá de los muros de la casa. De forma sencilla pero contundente, el director desdobla la pantalla en dos para seguir dos tramas normalmente montadas en paralelo pero sin montarlas: en el lado izquierdo vemos lo que ocurre con el padre; al otro lado de la pantalla, seguimos a la hija (Manuela Vellés). "Fue algo a lo que le di muchas vueltas. Necesitaba un montaje paralelo pero no podía emplearlo como siempre porque rompería la idea narrativa que había en mi cabeza", asegura el director. Quizá el personaje de Manuela Vellés es el que más emociones vive a lo largo de la película: "No quise preprarme para el papel. quería experimentar las sensaciones de mi personaje al mismo tiempo que ella". El final, una vez más, polémico, es un estallido de violencia, sangre y tensión que no pocos tachaban al salir de "gratuito o excesivo". "Es algo que me pareció inevitable", contestó Miguel Angel Vivas cuestionado sobre la desoladora resolución del filme.


SITGES: día 5 - La otra hija, 14 días con Victor e Insidious

Con Ivana Baquero, protagonista de La Otra Hija y El Laberinto del Fauno

Un hombre recién divorciado y sus dos hijos se trasladan a un caserón en medio del bosque. La frágil situación familiar se enrarece aun más cuando la hija mayor cambia súbitamente de carácter. ¿Las causas de este suceso? Quizá tienen que ver con un extraño montículo que hay en el jardín. El filme supone un reto al incluir "varias películas en una sóla", según comentaba Berdejo en nuestra pequeña charla. Y es que algunas de las críticas de la película se centran en el hecho de que su ritmo es "lento", que tarda en llegar el terror, algo que Berdejo explica con claridad: "Queria presentar la película como si fuera un drama. Si tu madre va a ver la película, no se le hará lenta; si esperas bichos, será lenta. Pero es algo premeditado porque quise presentar la película como si fuera un drama familiar para que la incursión de lo sobrenatural fuera más extraña todavía". "El drama familiar tiene un público determinado; el cine de terror tiene otro público distindo. Es complicado pero a la vez parte del encanto: el hecho de que navegue entre esos géneros me permite hacer dos películas diferentes en hora y media". Parte de la culpa de que el filme sean dos géneros distintos la tiene el personaje de Ivana Baquero: "Es un personaje no lineal con muchos matices porque sufre muchos cambios tanto físicos como psicológicos a lo largo de la película", explica la joven actriz. "Desde que leí el guión me enamoré del cambio y la complejidad del personaje.Aunque también me gustó que era un personaje americano y asi podía ensañar a la industria de Hollywood de lo que soy capaz" Y no sólo a nivel de interpretación, ya que su nivel de inglés es tan bueno que durante la rueda de prensa se le preguntó si había sido doblada (no por nada lleva estudiando inglés desde los tres años). Esta chica promete...

También se presentó 14 días con Victor, la historia de un joven español en Londres. El chico tiene una existencia algo gris. Su ánimo de supervivencia lo lleva al taller de Martin, un artista que intenta reflotar su carrera hasta el punto de convertir el cuerpo de Victor en materia de trabajo. En el estudio, el chico conocerá a Anna, una fotógraf...a que dejó de comer cuando supo que su padre estaba enfermo de cáncer. Interesantes temas son los que lanza esta película, dirigida por Román Parrado, aunque más que para una película son asuntos a tratar en facultades de arte, sociología y ética. La película, como ficción de entretenimiento, no funciona. Se hace un tanto larga, oscura y gris en exceso y sin emoción. Los personajes están tan al límite que es muy difícil empatizar con ellos. "Creo que mi personaje es el único con el que se puede empatizar, porque sufre por ver enfermo a su padre", explicaba la actriz Margo Stilley, que adelgazó bastante para la actuación.

Para cerrar el día se presentó Insidious, de James Wan, director de Saw. La película empeiza muy bien. Una familia s emuda de casa, todo empieza a indica que la casa está encantada, cierto suspense, buenos sustos en la butaca... Pero llegados a un punto, todo se explica. Quizá demasiado pronto. La aparición de dos persones como "alivio Cómico" saca un poco de la trama, y cuando estos llaman a un tercer personaje, la película cambia por completo. Buena dirección de James Wan, que sabe jugar con la cámara y la planificación pero cuenta con un guión ligeramente fallido en su tramo final, cuando deja de ser un Poltergeist y pasa  a ser un.... Paranormal Activity. Ya entedereis por qué lo digo...

lunes, 11 de octubre de 2010

SITGES: día 4 - Carpenter sí, el 3D no

 The ward era una de las películas más esperadas del festival. John Carpenter es uno de los directores más reconocidos aqui en Sitges y la ovación al aparecer su nombre en la pantalla fue enorme. The ward no es más que un clásico film de terror ochetero: protagonsitas femeninas, insituciones mentales, un ser maligno y acosador... Y precisamente ese es el mayor problema que le veo al filme. No es una mala película, ni mucho menos. Carpenter sabe dirigir y es fiel a su estilo, con algunos sustos,  suspense y algún ligero momento de gore (se ha puesto de moda clavar agujas en los ojos). El problema radica en que el guión de la película es algo que ya nos han contado muchas veces. El giro final, que explica todo, no decepciona por el hecho de ser malo, sino por el hecho de que ya lo hemos visto antes (no diré en qué película para no reventársela a nadie). Aun así funciona como película y desde luego merece el precio de la entrada por encima de otras muchas películas que llegan habitualmente a las carteleras.

La música, la ambientación, la fotografía, el maquillaje... Todo en la película es correcto. Sencillamente una película de terror. No engaña, entretiene y consigue engancharte. Pero al final los aplausos mandan, y fueron mayores al inicio que al final de la proyección. Pero cabe recordar que Carpenter es un GRANDE del género y la gente espera mucho, pero mucho mucho de él.

El díaa se completó con sesiones en tres dimensiones. Amphibious 3D y Hybrid 3D. La primera es un homenaje a las películas con monstruo típicas. La segunda cuenta la historia de un híbrido que utiliza la forma de un oche para matar gente. Si en la primera Yuzna saca poco partido al 3D, en la segunda apenas hay atisbos de tridimensión. La verdad es que en cuanto al 3D se refiere, lo único que se comenta por Sitges es la que pudo haber sido una de las sesiones más divertidas de este año: Piranha 3D, de Alexandre Ajá. Según el propio Angel Sala, director del festival, ha habido problemas con las distribuidoras y finalmente la película de Ajá no se verá en Sitges, a pesar de que en los libros de prensa se le dedica un espacio importante al filme.

domingo, 10 de octubre de 2010

Sitges - día 3 - El resplandor, Chatroom y las piernas de Megan Fox

Por todos es sabido que el Festival de este año se centra en El Resplandor, versión extendida e inédita en España. el filme de Kubrick es una obra cumbre del género que sigue siendo para muchos la mejor película de terror de la historia. El pase de prensa comenzó mal, con varios cortes porque el formato no cuadraba con la pantalla. Pero una vez empezó, la magia del director de La naranja mecánica brilló como yo nunca la había visto. Para aquellos que no tuvimos la oportunidad de ver una película como esta en pantalla grande, la oportunidad que nos da Sitges es grandiosa. El Overlook se hace aun más inmeso (por dios, pedazo de traveillings que se cascó el señor Kubrick en esa película). En los mejores momentos la voz original de Jack Nicholson, junto a verle en pantalla grande, me puso los pelos realmente de punta. La platea, por supuesto, reventó en aplausos en varias ocasiones. ¿Qué añade esta versión extendida e inédita en España? Más transfondo a los personajes (algunos momentos extendidos del niño, la entrevista al principio del filme también se extiende con algunos detalles y se nos explica un acotecimiento entre padre e hijo en el que el último terminaba herido y el personaje de Nicholson dejaba de beber. A parte de esto, hacia el final de la película, mientras la madre recorre el hotel en busca de su hijo para huir, se aparecen muertos y otros personajes inquietantes por los pasillos.

Por su parte, Chatroom es más un drama social que otra cosa. Juega con mundos virtuales (los chat en los que cada uno se crea una "habitación" para hablar con amigos o desconocidos). Tiene su interés, entretiente, pero al final pasa un poco desapercibida. Desde luego, creo que podría ser interesante que se pasara en institutos, para que muchos chavales sean más conscientes de los peligros de la red. Hideo Nakata demuestra que sabe contar historias aunque esta vez no hay mucho que destacar sobre su obra. Los peligros de una vida social ligada en exclusiva a la red para los adolescentes.  Y qué decir de Jonah Hex... Una película con actores de calidad (John Mallcovich, Josh Brolin) que se estrenará directamente en DVD el 5 de Noviembre. Lo único que puedo recordar, son los morritos y las piernas de Megan Fox. Lo siento, la peliículla es, como alguien me dijo, peor que Wild Wild West, que ya es decir...

SITGES, día 3 - El terror de lo real

Daniel Stamm, durante la rueda de prensa en el Hotel Melia de Sitges
Día ajetreado donde los haya. A las 8.30 de la mañana ya estaba en el Auditori para ver The Last Exorcism, producida por Eli roth y diriga por Daniel Stamm. Tras varios años practicando exorcismos, todos ellos falsos, el carismático pero apesadumbrado reverendo Cotton  creerá haber encontrado una forma de redención al permitir que un equipo de reporteros realice un documental que ponga al descubierto su mentira. Pero en una apartada granja de Louisiana, su último exorcismo puede ser el primero en el que no haya trampa ni cartón. Perfecta en su desarrollo, la película se estrella en su desenlace, causando una sensación de rabia al descubrir que una película tan interesante y bien llevada se desploma en sus últimos minutos, cuando quiere explicar lo que está sucediendo.

Precisamente a ese polémico final se refirió Stamm en  la rueda de prensa, de la que dijo "en Estados unidos parece no haber gustado nada que dejara algunas cosas abiertas. En Europa, sin embargo, las reacciones van de un extremo a otro, les gusta mucho o no les gusta nada, pero hay más debate que en Estados unidos". 

Lo más sorprendente de la rueda de prensa fue la revelación de que Ashley Bell,  la joven que interpreta a la exorcizada, es contorsionista y se dobló para el segundo exorcismo tal y como se ve en la película, (y en el poster de la derecha) algo con lo que les sorprendió la noche antes del rodaje, dejando a la gente del hotel donde cenaban completamente alucinada.

Una de las virtudes de la película es que durante la primera parte el espectador se encuentra ante un falso documental sin atisbos de terror y varios toques de humor, por lo que pueden pasar cerca de 45 minutos hasta que empeiza el terror. "En este género hay bastante presión para empezar a austar desde el principio.", explicó el director. "Yo quería dar tiempo a que los personajes llegaran a importarle al espectador para que cuando llegaran la parte aterradora, el espectador estuviera listo para sufrir con los personajes", concluyó.

La casa muda había levantado una tremenda expectación, el Auditori repleto y el director dando el pistoletazo de salida. La casa muda, rodada con apenas 6.000 dolares y una cámara de fotos que graba en digital, es todo un experimento. Un único plano secuencia conforma una película diseñada "para vivir el terror en tiempo real". Padre e hija acuden a una vieja casa. Pronto el padre aparece muerto y se suceden los acontecimientos extraños. El final es de los que dejan desconcertado al personal y levantan todo tipo de comentarios: "Hay quien viene y me dice que le ha maravillado, que no se esperaban un final asi. Otros vienen nerviosos a decirme que el final les arruina el resto de la experiencia", explica el director, Gustavo Hernández. "¿Sabes cuantas veces no me ha gustado el final de una película pero la salvo porque en algún momento la película me llegó?. La casa muda, te guste su final o no, tiene muy buenos momentos. Uno de ellos envuelve una cámara de fotos. El director asistió al mismo pase que prensa y público y vivió directamente la reacción de éste último, que en el momento de la cámara, rompió en aplausos: "Es increible. He visto la película aqui y en Cannes, los publícos son totalmente distintos y geniales, pero Sitges es especial. Es un público acostumbrado al género. En el momento en que la gente aplaudió me sentí feliz por el esfuerzo del equipo en el proyecto: habíamos conseguido transmitir algo a los espectadores". Junto a Rec, Cloverfiled o The last exorcism, La casa muda vuelve sobre este terror "realista" que pretende llevar al espectador no ya a ver una película, sino a vivir una experiencia: "Todo el mundo tiene una cámara digital. Este tipo de película, este terror lo sienten muy suyo, muy cercano, y por eso gusta tanto. Aun asi, creo que pronto terminará y vendrá otra oleada, otro estilo. ¿Has visto lo que se puede hacer hoy en día con un teléfono móvil?".



También vimos la versión Extendida de El Resplandor, Chatroom e incluso esa pérdida de tiempo que es Jonah Hex. De las que hablaré más adelante...

sábado, 9 de octubre de 2010

SITGES: día 2 - De la belleza de Goenaga a la sin razón del neumático

Que al empezar a desfilar los créditos se escuchen algunos abucheos no suele indicar que la película ha gustado. Agnosia parece más un telefilme que una película digna de Sitges. De fantástico tiene muy poco; de terror, aun menos. La película de Eugenio Mira se resiente de manera evidente de una falta de garra, ritmo u originalidad, tanto que la presencia de Bárbara Goenaga es casi el único aliciente de la película, al menos para el público masculino. Agnosia, enmarcada quizá en otro festival, hubiera sido mejor recibida: al fin y al cabo, la historia no está tan mal. Ambientada en el siglo XIX, Agnosia cuenta la historia de Joana (Goenaga), una joven con problemas de visión y percepción que esconde una fórmula secreta. Con la excusa de intentar curarla, se procede a un engaño en el que la joven queda encerrada y aislada. Sin embargo, su futuro marido (Eduardo Noriega), no es el único que tiene interés en su encierro.

El director, Eugenio Mira, fue cuestionado acerca del “movimiento catalán” del que se habla fuera de España, en alusión a una generación de oro en España y especialmente en Cataluña: “La consciencia de generación es difícil de analizar”. “Hay un grupo de directores que están estilizando el cine de género que surge en España y que cumple los deseos comerciales del espectador”, concluyó Eduardo Noriega. Para Bárbara Goenaga, la película supuso un desafío físico, centrándose principalmente en la enfermedad de su personaje (sus ojos ven perfectamente pero su cerebro no decodifica la información correctamente). Entre bromas, el director derrochó buen humor y confianza con todo el equipo. Tanto que en un momento dado se puso a cantar como si Agnosia fuera un musical. Dio para mucho más la rueda de prensa: cómo intentaron alejarse del estilo de Chritopher Nolan por similitudes con alguna de sus películas, la necesidad narrativa  de la enfermedad o la confusión de géneros que convierte un thriller en un triángulo amoroso de proporciones dramáticas. Al final, lo mejor es que llegué a conocer personalmente a la hipnótica Bárbara Goenaga. 

El siguiente plato fuerte del día fue Rubber, que nos pregunta... "¿Por qué el E.T de Spielberg era marrón?"

Rubber es sencillamente demencial. Un "homenaje a la sin razón". Un filme en el que un neumático asesino se dedica a matar gente (tras experimentar con botellas, latas y conejos). Todo parece ser un espectáculo (¿o no?) para que un grupo de personas vea una pel...ícula con prismáticos. El nuemático se ducha, se baña, se pone cachondo espiando a la vecina de habitación en un motel... Una sin razón que merece ser vista. Dificilmente explicable. Puede que aplaudas como muchos en el cine, puede que te levantes y te vayas echando pestes, como también hicieron algunos. No es buena, no es mala. Tampoco regular. Depende de cómo te la tomes... ¿Por qué no soy más claro con esta crítica? Por ninguna razón...

viernes, 8 de octubre de 2010

Sitges 2010: "Lo extraño parece ser la nueva norma"






Pues sí, ya ha llegado. Sitges 2010 arrancó como siempre. Alfombras rojas para las estrellas, un sistema de sonido renovado en el Auditori (la primera sala en españa con un Dolby Surround 7.1) y muchas películas "raras" para el público "normal". El filme que este año da imagen al Festival es El Resplandor, como se puede ver en la foto de apertura de este post, una máquina de escribir con ese texto a la entrada del cine. También tienen el hacha original que el personaje de Jack Nicholson esgrime al final de la película.



Empezamos con la gala de inauguración, con Los Ojos de Julia abriendo el festival. Aunque los trailers nos la han vendido como El Orfanato 2, la película no tiene nada que ver con aquella (más allá de unos mismos productores y una misma actriz protagonista). Los ojos de Julia funciona como un thriller durante toda la película hasta que llega a una parte final en la que se convierte en un Giallo italiano. Llegados a este punto Guillem Morales, su director, no se corta a la hora de mostrar agujas clavadas en pupilas, gargantas cortadas o cuchillos rozando  párpados. Tras la película, acudi a la rueda de prensa, en la que se echó en falta a Guillermo del Toro. sin embargo, el director mexicano sí quiso estar presente, de alguna forma, en la inauguración.



Pero la primera película del día fue IP Man 2, ha sido un filme de acción y artes marciales en el que la leyenda del maestro Wing Chun sigue creciendo tras el écito de su primera entrega. Una película que da lo que promete, humor, luchas espectaculares (atención a la pelea en el mercado de pescado o la tercera lucha en la que el maestro lucha por el derecho a impartir sus clases). Por el contrario, la segunda película asiática del día no fue tan entretenida. En ningún momenté conecté con Possessed: ni con los personajes, ni con la trama ni con lo que estaba pasando. Quizá fuera por ser la cuarta del día, pero no entré al juego de esa mezcla del terror típico coreano con las películas de posesiones, el filme supone el debut del realizador Lee Young-Ju. 
Terminamos con la sorpresa de la jornada. Gregg Araki y su Kaboom, a camino entre la ensoñación lynchiana y el gusto por el sexo de Araki. Smith pasa sus días obsesionado con su atractivo compañero de habitación. Y pasa las noches con sueños recurrentes y unas pesadillas premonitorias que convertirán su rutina en cocktail de libertinaje sexual, alucinaciones y una trama llena de suspense. Una atmósfera envolvente y una narración desprejuiciada hacen de Kaboom una delicia audiovisual. Divertida, despreocupada, friki y sexual (muy, muy sexual). Toda una sorpresa que demuestra, y cito una frase de la película "Lo extraño parece ser la nueva norma". ¡Bienvenidos a Sitges!





viernes, 1 de octubre de 2010

"Indiana Jones metido en una caja"

Así definía Rodrigo Cortés su último trabajo en rueda de prensa. El pasado jueves 30 de Septiembre se presentaba BURIED (Enterrado) en los cines Van Dyck de Salamanca. Cortés comenta en exclusiva algunos detalles del rodaje e incluso nos concede una exclusiva y adelanta detalles sobre su próximo proyecto.


Desde luego, la magia de Hitchcock impera a lo largo del metraje de la segunda película de Rodrigo Cortés, Buried (Enterrado). 94 minutos encerrados en un ataúd, manteniendo un ritmo narrativo perfecto que no da tregua y haciendo que el público se entretenga. El director asegura que quería convertir la película en “una experiencia”.  Y vaya si lo ha conseguido…
Paul Conrey (Ryan Reynolds) es un padre de familia y contratista civil en Irak que despierta enterrado vivo  en un viejo ataúd de madera. Sin saber quién lo ha puesto ahí ni mucho menos por qué, su única oportunidad para escapar de su agónica pesadilla es un teléfono móvil. La cobertura precaria, la falta de batería y la escasez de oxígeno son sus peores obstáculos en una carrera a vida o muerte contra el tiempo: Paul sólo dispone de 90 minutos para lograr su rescate.

Poco más se puede contar de la película. Teniendo en cuenta el supuesto minimalismo de su propuesta (sencilla, pero arrebatadora), la película supone un desafío en todos los niveles de producción de una película. En primer lugar, el guión. Uno de esos guiones fantásticos que acaban en la llamada “lista negra” de Hollywood. Es decir, guiones muy buenos pero que parecen no salir a flote. El guión enganchaba, la trama era fantástica y los acontecimientos estaban muy bien descritos. Es un guión que no da tregua, que esconde no sólo un thriller lleno de adrenalina, sino una metáfora sobre la burocracia, una comedia negra, una película de acción…

¿El problema? Nadie sabía cómo rodarla. El guión transcurre íntegramente dentro del ataúd, por lo que estaba claro que no podía mancillarse el guión llevando la cámara (y al espectador) fuera de ese espacio claustrofóbico. Había que permanecer con el protagonista, sufrir con él, desesperarse con él. Y para ello, Cortés desafió la técnica, la narrativa y la imaginación para conseguir rodar 94 minutos de tensión en un espacio tan reducido. La planificación de Cortés se las ingenia para nunca resultar repetitiva, encontrando diferentes encuadres, diferentes movimientos, travellings, zooms y un enorme rango de trucajes visuales para que la narración nunca cansara. Al final es una película de acción, rodada con ese pulso narrativo, un thriller frenético basado en cualquier “pesadilla kafkiana”… “Es como Indiana Jones dentro de una caja”, en palabras del propio director.

Pero por mucho que Cortés se esmerase, si Reynolds no conseguía llenar la pantalla, impregnarnos de su angustia, la película fallaría. Por ese motivo el director ha pedido que la película se vea en su versión original en el pase de prensa, al menos en el que pude hablar con el director, realizado en los cines Van Dyck de Salamanca. La interpretación de Reynolds es, sin duda, la mejor de su carrera y demuestra que es algo más que un actor de comedias absurdas o acción sin complejos en las que parecía encasillado. Reynolds se entrega en esta película al 200%, ya que él mismo era el encargado de iluminarse con el mechero y el móvil durante la actuación. Ha tragado tierra, se ha quemado con el mechero, ha sangrado y ha sufrido como el propio protagonista.

Apoyando la planificación y completando la interpretación de Reynolds, la música de Victor Reyes parece fluir con el ritmo cardíaco del protagonista. La música no es sino el reflejo de sus sentimientos, de su frustración, tristeza, desesperanza. Si él siente rabia, la música nos lo transmite, lo incrementa. Si él se hunde en la oscuridad y la soledad, música, planificación e interpretación hunden también al espectador.

Desde luego, una película desafiante en su producción, intensa en su visionado y refrescante en el panorama del “esto ya lo he visto” que vive el cine de entretenimiento. Cortés se alza como uno de los directores a seguir, otro de esos jóvenes realizadores que triunfan más allá de nuestras fronteras.