lunes, 28 de abril de 2008

Esto no es cine de terror






El cine de terror gusta porque no es real, porque, estéticamente, lo macabro, lo dantesco, se convierte en arte. El cine de terror ha criticado los vicios de la realidad, ha transgredido la moral vigente y ha impactado con su ficción a diversas generaciones. Sin embargo, hay casos reales que lidian con la pesadilla más enfermiza del cine de terror, algo que no puede pasar por la mente de un ser humano en su sano juicio, pero que ocurre, y convierte la vida de un inocente en la más aterradora y sórdida vivencia que pudiera imaginar.

Casos como el de Josef Fritzl, de actualidad estos últimos días, provocan auténtico terror ante la posibilidad de que un ser humano pueda sufrir semejante atrocidad en manos de su propio padre. La opinión pública está conmocionada ante la escalofriante historia de Fritzl, que encerró a su hija en un sótano y la violó repetidas veces durante 24 años, adoptando algunos de los siete hijos resultantes de su incesto. Tan macabra situación, por desgracia, recuerda a otros casos de torturas, secuestros y vejaciones que se han sucedido a lo largo de la historia.

El 26 de octubre de 1965, por ejemplo, fue en América donde se produjo la barbarie. Fue el caso de una niña de 16 años, Silvia Likens, encontrada en una casa en las afueras de Indianápolis, con signos de que se había abusado de ella y de que le habían propinado una paliza. Pronto, esta historia, que reveló el lado más sórdido del ser humano a la cultura del sueño americano, verá la luz de nuevo en las pantallas de todo el mundo. Será bajo el título An american Crime, con la jóven Ellen Page en la piel de Likens.



Acaba de salir el trailer en castellano de esta película, que se estrenará el próximo mes de Junio en España. En principio, se trata de una película bajo los cánones del drama, pero diversos sitios web dedicados al cine de terror incluyen una ficha, trailer e imágenes del filme. Resulta sorprendente, macabra coincidencia, que la misma semana que se estrena el trailer en internet se de a conocer el caso de Fritzl en los medios de comunicación de todo el mundo. Pero lo que más llama la atención es que se incluya en la categoría de cine de terror una película con estas características.

En varias ocasiones se ha hablado en este blog de un tema recurrente en el cine de terror: "El hombre es lobo para el hombre". Por supuesto, es un lema conocido por la mayoría. Por supuesto, es un recurso mágico en algunas ocasiones que consigue crear momentos espectaculares de auténtico cine. Pero explotar el terror puro que una historia como ésta provoca, cae quizá del lado del morbo fácil. Puede que la actriz protagonista, nominada al Oscar por Juno este último año, otorgue algo de interés a la película.

Sin embargo, el cine de terror no está concebido para historias como estas. No al menos como se entiende habitualmente. Cierto es que habrá que ver la película para poder criticarla y que demuestra que el terror puede encontrarse a la vuelta de la esquina, pero el terror no es un género para la plasmación de un drama real, por aterrador que éste resulte. El cine de terror juega con supuestos ficticios que podrían ser reales. Es ahi donde reside la clave de su disfrute. An american crime parece otra cosa. Aunque algunos la califiquen de cine de terror, aunque refleje mejor que ninguna del género un auténtico sentimiento de pavor, esto no es cine de terror, es el terror real de una vida arrebatada.

3 comentarios:

vurdalak dijo...

Atentos niños y niñas a lo que se está preparando en la NBC: una nueva serie de terror y suspense llamada "Fear Itself". Al parecer comenzará su emisión el 5 de junio en EE.UU y constará de 13 episodios autoconclusivos e independientes. Tiene ciertas similitudes con "Masters of Horror" de la cadena Showtime. Aún así puede ser interesante seguirle la pista.
Aquí dejo el trailercillo:

http://www.g4tv.com/trailers/videos/21554/Trailer_Fear_Itself.html

Nos leemos.

vurdalak dijo...

Lo anterior tampoco es cine de terror, es terror en las pantallas de los televisores...

Paul dijo...

Gracias por tu aporte, llevaba unos días siguíendole la pista, pero tu comentario me obliga a centrarme en ello de inmediato. Además, quizá sí pueda considerarse cine de terror... Tu lee el post que le voy a dedicar.