lunes, 9 de abril de 2012

5 razones por las que siempre volver a ver El Resplandor



El Resplandor, una película que (cualquiera lo diría) ya tiene más de 30 años, se considera una de esas escasas obras épicas del cine de terror que han sobrevivido al paso del tiempo mejor de lo que se esperaba. Como muchos otros casos, fue una película maltratada por la crítica en un principio, pero que se metió al público fácilmente en el bolsillo llevándola al éxito. Y es que El Resplandor produce cierta embriaguez de terror psicológico en el espectador aunque ya conozcamos el argumento, las secuencias, los personajes o incluso el final. ¿Y por qué disfrutamos volviendo a ver una y otra vez este filme de Kubrick? A parte de que siempre descubriremos ciertos matices (la película está repleta de ellos) que se nos pasaron en un principio; imagino que cada uno tendrá sus propios motivos. Así que aquí os dejo los míos y os invito a que compartáis con nosotros cuales son los vuestros. 

1. La steady-cam.
El magistral uso de la steady-cam hasta casi llegar al plano secuencia es una de las características más analizadas de El Resplandor. La forma en que la cámara persigue a Danny con su triciclo por los largos pasillos del hotel crea en el espectador una angustia que se ve alimentada por la espera a que el niño encuentre algo terrorífico al girar una de las innumerables esquinas por las que circula. Por no mencionar la tensión que llega a crear esos planos sostenidos hacia el final del filme cuando la steady nos adentra en el laberinto por el que Jack persigue a Danny. Este efecto visual y psicológico gustó tanto que fue a partir de esta película cuando se popularizó el uso de la steady-cam tal y como hoy día se usa.  

2. Las gemelas del pasillo
Personalmente considero que estas dos hermanas constituyen una de las imágenes más escalofriantes del cine de terror de todos los tiempos. Sin necesidad de adornos ni maquillaje, esas miradas penetrantes en la misma posición estática en el centro de uno de los pasillos del hotel han producido más pesadillas que cualquiera de los mejores efectos especiales utilizados en otras películas. Quizás uno de los mayores aciertos de Kubrick fue utilizar gemelas idénticas para este par de niñas que en el libro estaban descritas como dos hermanas de ocho y diez años, ya que el efecto de dualidad (y de perturbación) que se ve a lo largo de la película no sería el mismo. Se dice que Kubrick se inspiró en una de las fotografías de su amiga Diane Arbus para la secuencia de las gemelas, aunque el siempre lo negó alegando que se trataba de una mera casualidad. 

3. El niño
En teoría el protagonista y pequeño héroe de la película no debería darnos miedo (o al menos no tanto como el villano). Pero unos de los momentos más inquietantes de la película son proporcionados por Danny, el niño de la película y poseedor de “el resplandor”. Es bien sabido que mucha gente ha reconocido sentir verdadero terror por esa manera tan característica que Danny tiene de comunicarse con su yo interior cambiando la voz y moviendo el dedo (otra de las constantes dualidades que ya hemos comentado que se muestran a lo largo de la película). Si a eso le añadimos la cantidad de veces que Danny se queda paralizado viendo secuencias espeluznantes de imágenes cargadas de horror y ese momento en el que, cuchillo en mano, se acerca a su madre mientras ésta duerme y escribe la palabra murder (asesinato) al revés en una puerta, es fácil de comprender que este pequeño niño produzca más miedo que ternura.

4. La chica de la bañera
La que promete ser la secuencia más erótica de toda la película se transforma en una horrible pesadilla cuando Jack coge entre sus brazos a la atractiva chica desnuda que sale de la bañera. Esta conocida secuencia y la imagen de la transformación de la joven en una anciana enferma de aspecto horrendo (otra dualidad para la lista) conforman uno de los momentos más repulsivos de la película y en general del cine de terror de los ochenta. Eso sí, nadie puede dejar de mirar la secuencia una y otra vez aunque siempre sepamos cómo va a acabar. 

5. Jack Nicholson
Por último, considero que nadie como Jack Nicholson podría haber encarnado tan bien al perturbado de Jack Torrance. Su interpretación muestra a la perfección como a lo largo de la película el escritor va perdiendo su cordura hasta no quedar ni un ápice de ella. Pérdida que culmina en la secuencia en la que atraviesa una puerta, hacha en mano, para mostrarnos una de las miradas de locura más míticas del cine de terror. Por eso, debemos agradecer que Kubrick no hiciera caso de Stephen King (autor del libro en el que se basa la película) quien renegaba de Nicholson por haber protagonizado anteriormente Alguién volósobre el nido del cuco, ya que esto podía hacer que la gente asociara prematuramente a Jack con la imagen de la inestabilidad mental. 

6 comentarios:

Wisquensin dijo...

Sí, es una película que sigue causando pavor aunque pasen los años y se vea otro cine más moderno. Es una maravilla del cine que yo volvería a ver una y mil veces. Gracias por recordarla y por esos grandes comentarios que has puesto sobre ella. Con esto dan ganas de volver a cogerla del estante de las pelis ya vistas.

Paula Fernández González dijo...

Película escalofriante que me hizo temblar de pequeña (admito que también lo hizo el libro). Aún así cada vez que la vuelvo a ver se me escapa una sonrisa. Creo que ya lo has dicho todo en el post. Solo voy a añadir una pequeña recomendación: hay que verla en versión original. No porque yo sea una cultureta gafapasta sino porque el doblaje en español es tan malo que le resta tensión a la peli.


Y ya que estoy aquí, promociono mi podcast. ¡Escuchad Cítrico de Cine! http://www.ondaradiomaster.com/2012/04/citrico-de-cine-13-semanas-viendo.html

Natalia Vivancos dijo...

Gracias a las dos por vuestros comentarios!

Paula, tienes razón que la versión doblada al español da bastante pena, sobretodo la voz de la pobre mujer que le hace parecer aun más... "tontita". Pero es que a mi parecer cualquier película merece más la pena verla en versión orginal (aunque tengamos que echar mano de subtítulos).

Paula Fernández González dijo...

Yo no tengo nada en contra de los doblajes siempre que estén bien hechos. Un mal doblaje o una voz no acertada me sacan de la trama.

En el caso de El Resplandor, creo recordar que me contaron una historia sobre el doblaje. Según me dijeron, Kubrick puso a amigos suyos a doblar y... surgió el desastre

Francisco Hernández dijo...

De acuerdo 100% con Paula Fernandez.
Al doblaje en español le falta chispa.
La actriz es doblada por Veornica Forqué, una buena actriz española pero que quizas no acerto demasiado con este doblaje.
Quien dobla a Nicholson ...no lo sé,pero tiene el mismo entusiasmo en su voz de Iniesta y su "kalise para todos".....

Francisco Hernández dijo...

De acuerdo con Paula.
El doblaje al español de la protagonista lo hizo Verónica Forqué,y no estuvo del todo acertada.
El de Mr. Nicholson no lo sé,pero tiene menos chispa que el "kalise para todos" de Iniesta