lunes, 30 de abril de 2012

El terror de un falso documental


Cuando en 1999 se estrenó El proyecto de la Bruja de Blair nació una nueva concepción en lo que al cine de terror realista se tratase. Desde entonces han pasado por las pantallas varios títulos con la misma estética de falso documental, todos ellos sin quedar inadvertidos y teniendo buena aceptación entre el público. 

En el momento del estreno de El proyecto de la Bruja de Blair se hizo creer al público que se trataba de una cinta real, de algo que había pasado y tal y como se había grabado, se había proyectado en los cines. Fuese por este rumor o porque parecía una forma de terror novedoso, se convirtió en una de las películas de bajo presupuesto más taquilleras y rentables de todos los tiempos. A pesar de haber invertido en su producción unos míseros 22.000 dólares, se recaudaron casi unos 250 millones (ahí es nada); y lo más importante, se convirtió en un hito en el cine de terror. 

El argumento giraba en torno a tres estudiantes de cine  que desaparecieron en los bosques de Burkittsville mientras rodaban un documental. Bajo el supuesto de que tras un año de su desaparición se hallaba la cinta de este documental, es esa misma cinta la que se hace creer al público que se está proyectando en la pantalla del cine. Este efecto de realismo que se respira en toda la película se consigue gracias a cómo fue rodada. Los actores tuvieron que inscribirse en un curso de cine para poder manejar ellos mismos las cámaras. Por un lado, el actor Joshua Leonard rodaba el documental en 16 mm, mientras su compañera Michelle C. Williams se encargaba de narrar y hacer el making of. El rodaje apenas duró ocho días y se basó principalmente en la fuerza actoral y en unas indicaciones muy precisas del co-guionista y el director. ¿El resultado? Un falso documental capaz de engañar a cualquiera. 

Tras el bombazo que supuso este filme, muchos se unieron a la carrera de la estética de falso documental para el cine de terror. El hecho de no utilizar cámaras de cine, de no tener planos cuidados y de usar la cámara como si de la de un videoaficionado se tratase hasta el punto de incluir secuencias que vendrían a considerarse parte de un “making of” es lo que le otorga a estos filmes ese look de documental, de realismo. En base a esto, en 2007 se presentó en Estados Unidos ParanormalActivity (que llegaría dos años más tarde a las pantallas españolas). Los resultados prácticamente se equipararon a los de su predecesora, gozando de una gran acogida por parte del público y arrasando en la taquilla a pesar de haber partido de un presupuesto muy bajo (unos 15.000 dólares, mientras que recaudó cerca de 200 millones). Tal fue el éxito de Paranormal Activity que se espera que durante este año vea la luz la que será la cuarta entrega. 

Pero no creáis que este tipo de cine de terror es exclusivo de los experimentos de los cineastas independientes de Estados Unidos. España se puso las pilas (y muy bien) y no tardó en unirse a esta nueva tendencia del look de falso documental. En el mismo año en el que Paranormal Activity se estrenaba en Estados Unidos, en España se presentaba una de las películas del género de terror españolas que más éxitos iba a cosechar. Se trataba de Rec (2007), que transportaba a este tipo de realización cinematográfica el mundo de los zombies. Tal fue el éxito de la película dirigida por Balagueró y Paco Plaza que en Estados Unidos se hizo un remake (prácticamente reproduciendo cada una de las tomas tal cual se habían hecho) con el título de Quarantine (2008). El éxito de Rec hizo que en 2009 se estrenase su secuela y este mismo año hemos podido ver en los cines la tercera parte, Rec 3: Génesis

Pero aquí no acaba todo y es que Rodrigo Cortés presentó en la pasada edición de Sitges un nuevo filme escrito y producido por él que también se vale de la estética de falso documental. Aunque todavía no tiene fecha exacta de su estreno en España, este verano podrá verse en Estados Unidos y parte de Latinoamérica Apartamento 143(Emergo) (2012). Rodrigo Cortés en este caso nos relatará las vivencias de una familia que presencian en su apartamento presencias y sucesos paranormales. Esperamos que dentro de poco se anuncie la fecha de estreno; mientras tanto, os dejamos con el tráiler. 

2 comentarios:

Kin G. Haro dijo...

No lo conocia... pero Cortes me interesa bastante como director y escritor... Gracias por la informacion Natalia

Natalia Vivancos dijo...

De nada Kin G. Haro, a ver si pronto ponen fecha para las salas de España ;)