miércoles, 17 de noviembre de 2010

Remake de Martyrs... ¿En serio? Pero, ¿por qué?


Lo habían avisado. No quisimos creerlo pero ellos nos lo habían avisado. Martyrs, la sensación del cine de terror francés que en España no ha llegado a estrenarse será objeto de un remake por parte de Estados Unidos. Estamos en las mismas que con Déjame Entrar, el brillante filme sueco reinventado por Matt Reeves, y del que ya hemos hablado en Planta 13. ¿Por qué hacer un remake de películas tan perfectas? La respuesta obvia, simple, sería el dinero. Y, sin negar la evidencia, voy a intentar ir más allá del poder del dólar analizando las palabras del director elegido para la versión americana. 

Déjame Entrar llegó a muchos más países de los alcanzados por Martyrs, de forma que el imaginario del filme había llegado mucho más lejos que el del filme francés. Uno ya podría escudarse en esta razón inicial, aunque parece haber al menos otra que podemos intuir en las palabras del director, Daniel Stamm, a quien pudimos ver el mes pasado en el festival de Sitges. El director de The last exorcism ha hablado sobre la película: "Martyrs es muy nihilista. El acercamiento americano que estoy buscando atravesará por toda esa oscuridad pero dando algún destello de esperanza. No tienes por qué pegarte un tiro al final". Con estas palabras Stamm viene a confirmar lo que ya se sospechaba: que la dureza del filme francés va a quedar bastante reducida. 

Si, además, eliminan el disparo final, quizá vayan por la senda de lo fácil para mostrarnos lo que el filme francés dejó al debate, a la inteligencia e imaginación del espectador. Cambiar ese final y explicarlo sería como si Amenábar hiciera un remake español de Origen y mostrara si el tótem cae o sigue girando al final de la película. Absurdo.

2 comentarios:

Carlos Gallego dijo...

Esta peli la versión francesa la tengo en tareas pendientes. Se dice que Kristen Stewart protagonizará el remake. Un saludo

Diego Sánchez dijo...

Pues no te la pierdas. Total Film y Empire dijeron de ella que era la película que conseguía mezclar la Torture porn con el arte. Brutal, peor muy jodida de ver (sin llegar al nivel de A serbian film).

Creo que Kristen Stewart había sido desmentida al conocerse el director.