viernes, 11 de febrero de 2011

La saga de terror más taquillera de la historia

 

Esta semana se ha publicado el número uno de la revista Cinemascomics (podéis descargarla a la derecha), en cuyo interior podemos encontrar un análisis de la saga Saw, que el año pasado entró a formar parte del libro Guinnes de los Records al ser la franquicia de terror más taquillera de la historia del cine, superando a Viernes 13, Halloween o Pesadilla en Elm Street. El autor del artículo, nuestro amigo Gerard Fossas, de Butaca Preferente, nos ha dado permiso para resumir las claves del éxito de la saga creada en 2004 por James Swan.

- La sombra de Seven es alargada:
Tanto su diseño de producción (decorados sucios, degradados y nauseabuandos), como por su elección sonora (música electrónica, potente), son herencia del filme de Fincher. El ritmo brutal del montaje también es herencia del filme protagonizado por Brad Pitt. Incluso el transfondo de la saga Saw también está influido por el filme de Fincher (la base moral y doctrinaria de los asesinos es bastante semejante en ambas películas, aunque Saw va un paso más allá en la morbosa contemplación del castigo que sacia el lado oscuro de los espectadores.

- "El efecto Hannibal Lecter":
Sin lugar a dudas lo mejor de Saw, al menos para Planta 13, es la tremenda fuerza de Jigsaw. Y es que, aunque aun necesita un tiempo sin aparecer en pantalla para ver si su legado iguala al del Hannibal de Hopkins, es cierto que Tobin Bell ha construido junto a los guionistas y directores de la saga uno de los villanos más míticos de la historia del cine de terror. Con su mezcla de maldad, inteligencia y actitud doctrinaria. Y su puesta en escena es fantástica, con el inquietante muñeco del triciclo.

- La polémica:
Aunque desde luego no era su intención inicial, la saga se ha convertido en un símbolo de la libertad de expresión (al menos es España, donde llegó a ser calificada como "X" la penúltima entrega). Como siempre en estos casos, la polémica sólo consiguió una cosa: aumentar la expectación por la película en concreto y la saga en general.

- No son sólo "secuelas":
A diferencia de lo habitual en las sagas de terror, donde cada película es independiente de las anteriores, en Saw parece haber un hilo argumental que une la saga completa. No sólo existen unas reglas comunes que se van cumpliendo en cada entrega, sino que cada historia se alimenta de las anteriores, reutilizando personajes, escenarios y hasta espacios temporales. 

¿Aun con ganas de más? Corred a descargaros el número uno de Cinemascomics, donde Gerard Fossas profundiza en estas y otras claves del éxito de la saga de terror más taquillera de la historia.

ADVERTERCIA: 
El siguiente trailer está hecho por un fan y no se ha cortado
a la hora de poner spoilers y sangre a raudales

2 comentarios:

Kin G. Haro dijo...

La primera me gusto mucho, la segunda era visible, pero despues dejo de interesarme.

El poster me encanta, pero he de decir que las sagas tan largas (menos excepciones) acaban por hartarme.

Un saludo

Diego Sánchez dijo...

No es una saga que nos estusiasme en Planta 13, pero hay que reconocer el éxito arrollador que ha conseguido.

Las sagas alargadas acaban cansando a todos, me temo... ¿Cuales se salvan?

James Bond parece funcionar muy bien a pesar del paso de los años y más de veinte películas.

¡Saludos!