domingo, 12 de junio de 2011

Alice: Madness Returns: De vuelta al Sanatorio.


A menos de un mes para su salida en todo el mundo, apenas podemos esperar para empezar a jugar al prometedor Alice: Madness Returns. Para quien no sepa de lo que estoy hablando, baste con recordar aquella pequeña obra maestra que apareció en el año 2000 de la mano de Electronic Arts. Me refiero, por supuesto, a American McGee’s Alice.
“Salva el País de las Maravillas, y te salvarás a ti misma”

Aquel juego venía a ser la secuela grotesca de las dos famosas obras creadas por Lewis Carrol, Alicia en el País de las Maravillas y Alicia a Través del Espejo. En él, la pequeña Alicia apenas conseguía salvarse de un devastador incendio que se producía en su casa, y que provocaba la muerte de sus padres y su hermana. Incapaz de superar la terrible perdida, Alicia se sumía en un estado catatónico y terminaba ingresada en el sanatorio mental Rutldege, donde diez años después seguía sin hacer el más mínimo progreso.

Una noche, su conejo de peluche cobra vida y le pide que regrese al País de la Maravillas, que está en peligro. Dado que este mundo mágico sólo existe en la mente de Alicia y refleja su estado mental, se ha convertido en un lugar corrompido y terrorífico cuyos habitantes viven esclavos de la tiranía de la sádica reina de corazones.

A lo largo del juego Alicia debe superar diversos desafíos con la ayuda del esquelético gato de Chesire, y enfrentarse a sus más oscuros temores para finalmente superar la muerte de sus padres, devolviendo al país de las Maravillas su anterior esplendor y abandonando el sanatorio para iniciar una nueva vida.


En su momento fue un juego de acción en tercera persona que brilló en todas sus facetas. Un gran argumento que involucraba a los personajes más famosos de Carrol, unos gráficos de última generación (usaba el motor gráfico de Quake III), un País de las Maravillas divido por territorios que derrochaban creatividad, y una brillante banda sonora a cargo de Chris Vrenna. Y eso por no hablar de una más que decente variedad de mecánicas, puzzles, enemigos y armas tan pintorescas como los dados demoníacos o la caja de sorpresas explosiva.

Ha llegado el momento

Viajemos al 2008. Muchas cosas han pasado en estos últimos ocho años años. Tantas, que el propio American Mcgee acabó estableciéndose en Shanghai y fundando su propia compañía independiente de videojuegos, Spicy Horse. Tras el moderado éxito de su primer juego, American McGee’s Grimm, American sentía que Spicy Horse ya estaba listo para preparar la secuela de su obra maestra. Tras recibir luz verde de Electronic Arts (propietaria de los derechos), se pusieron manos a la obra y no pararon hasta completar el juego en marzo de este año. Pero ¿Qué podemos esperar de esta tardía secuela? ¿Realmente ha merecido la pena la larga espera?

“Alicia, ¿Qué has hecho?”

Alice: Madness Returns empieza justo donde terminaba el título original. Alicia abandona el sanatorio y viaja al Londres victoriano para empezar una nueva vida. Debido a su escasez de recursos, se instala en uno de los barrios más sucios y mugrientos de la ciudad mientras sigue recibiendo terapia de un psiquiatra, el Dr. Bumby.

Sin embargo, una serie de extraños sucesos entremezclados con grotescas visiones la llevarán a cuestionarse si el incendio en el que murió su familia fue realmente un accidente. Producto de sus dudas y temores, el País de las maravillas vuelve a sumirse en la oscuridad, inundado por la corrupción. Sólo resolviendo el misterio podrá la adolescente recuperar la estabilidad mental y su pequeño paraíso interior. “Afila tu cuchillo, Alicia”, murmura el gato de Chesire. “Hay mucho trabajo que hacer”.

Dos realidades, dos estilos

De hecho, al contrario que en el juego original Londres tendrá un papel importante. En el mundo real, una escuálida y torpe Alicia deberá investigar los sucesos que condujeron a la muerte de sus padres para descubrir si realmente fue un accidente o hay algo más.
Por otro lado, Alicia viajará a menudo al País de las Maravillas, donde se trasforma en una poderosa versión de sí misma que, con la ayuda y los consejos del gato de Chesire, deberá viajar por todos sus territorios y enfrentarse al nuevo tirano que domina el lugar.

En este mundo de fantasía nos esperan nuevos enemigos (destacando el Ejecutor, un frankenstein formado por cadáveres de soldados carta armado con una guadaña) y viejos conocidos (como el conejo blanco, la Duquesa, el Sombrerero Loco o el gato de Chesire), nuevos territorios por descubrir (El Misterioso Oriente, Las casitas de muñecas, las Profundidades Abisales, …) y nuevas armas con las que hacer frente a los peligros (el pimentero-metralleta, el caballito de juguete-martillo o la tetera-lanzagranadas). 

Mucho se espera de este título, y de momento lo que hemos visto apunta a una magnífica secuela de un juego de culto que ya pertenece al imaginario colectivo. Despierta, Alicia, y permítenos acompañarte en tu viaje para devolverte una vez más la cordura.


2 comentarios:

Kin G. Haro dijo...

El primer Alice de este genial diseñador me parecio genial, no llegue a terminarmelo por ciertos motivos, pero creo que la continuacion sera igual de deliciosa

Alberto Vicente dijo...

Hasta donde he podido ver está a la altura. ¡Este 16 podremos averiguarlo!