jueves, 17 de marzo de 2011

La hija de Independence Day y Black Hawk Derribado


Se han observado OVNIS en distintas ciudades del mundo: Buenos Aires en 1965, Seúl en 1983, Francia, Alemania, China, pero en todas ellas el relato oficial encubrió y desestimó aquellos sucesos inexplicables. Por ejemplo, la noche del 24 al 25 de febrero de 1942, cuando América vivía un estado de alerta tras el bombardeo de Pearl Harbor, los habitantes de Los Ángeles se despertaron con el sonido de las sirenas de una incursión aérea. La brigada costera de artillería número 37 disparó balas antiaéreas contra naves que volaban por encima de Santa Mónica, algunas volaban lentamente y se estimó que otras volaban a 320 kilómetros por hora. Las balas no causaron ningún daño a las naves, tan solo a la ciudad. Aunque no se llevó a cabo ninguna investigación oficial ni se dieron conclusiones explicando exactamente qué sobrevoló la ciudad de Los Ángeles esa noche: globos meteorológicos o lo que fuera, se ha sugerido incluso que existen documentos gubernamentales restringidos que manifiestan una discrepancia entre expertos militares. “Me encanta el hecho de que el suceso real sirve para anclar la película,” explica el productor de Battle: L.A., Ori Marmur. “En la película, decidimos que todas las previas apariciones de OVNIS, incluyendo la de aquella noche, eran misiones de reconocimiento… preparaban el terreno para la invasión de fuerzas desconocidas.”

Este es el punto de partida de Invasión a la Tierra (Battle: L.A. en su título original), película que he podido acercarme a ver en el primer descanso en diez días que he tenido en Los Ángeles. La película es exactamente lo que uno espera que sea tras ver los trailers. Un puñado de personajes intentando sobrevivir al fin del mundo. Y sí, con grandes dosis del patriotismo americano y  el heorísmo al que nos tiene acostumbrados Hollwywood. Y el resultado, amigos, funciona. Sin ser nada especial, nada novedoso, el director Jonathan Liebesman (La matanza de Texas- El origen), ha conseguido un filme de gran factura y que no decepciona si tienes claro lo que vas a ver. Una película de acción y ciencia ficción que sigue a un grupo de marines y civiles que callejean por la ciudad de Los Angeles en medio de un ataque mundial. 

 La cámara en mano sumerge al espectador directamente en la batalla, le hace participe de la acción, pero personalmente empieza a cansarme esta técnica. Para la película que nos ocupa está genial y sirve dos funciones: la primera narrativa y visual; es una decisión para sumergir al espectador en la acción como un marine más, como uno de los supervivientes que trata de salvar la ciudad, última bastión de la resistencia humana. La segunda, sin embargo, es de presupuesto, y ayuda a esconder algunas deficiencias en los efectos digitales (se hace difícil trabajar con efectos digitales con tanto movimiento peor, al mismo tiempo, la falta de visibilidad total hace mas fácil esconder el trucaje).

 No ha llegado a dejarme con la boca abierta en ningún momento aunque desde luego la secuencia del primer ataque, los primeros momentos en que seguimos a los marines por las calles llenas de humo y todo lo que tienen/tenemos para guiarnos son sombras y ruidos, es sin duda de los momentos mejor conseguidos en nivel de suspense y tensión. Como siempre, una vez desvelas al "monstruo", todo lo que importa es la acción y el "todo lo que pueda ir a peor, irá a peor". Es una regla narrativa muy básica y efectiva, y aquí se cumple perfectamente, a pesar de que algunas cosas se ven venir de antemano (¿Por qué narices saben dónde están los humanos en todo momento?)

Los actores cumplen con lo que se les pide, al fin y al cabo todos saben que esta no es una película para lucirse con grandes interpretaciones. Sin embargo, y a diferencia de Skyline, donde los personajes podían llegar a ser inculso odiosos, en Invasión a la Tierra te importan y eso se agradece. Tampoco son precisamente un ejemplo de guión, pero al menos no son estúpidos y puedes llegar a implicarte con ellos.


Sea como sea, la película es una buena opción palomitera, a la espera de que llegue la temporada  de primavera/verano con las grandes estrellas del blockbuster. Hasta entonces, no dudéis en uniros a la lucha cuando se estrene la película (Uno de abril en España), porque Invasión a la Tierra es la hija bien parida de la unión entre Independece Day y Black Hawk derribado.

3 comentarios:

Carlos Gallego dijo...

Tengo ganas de verla, XD

Kin G. Haro dijo...

ya mismo la podremos disfrutar... que esta promete mas que la otra de extraterrestres que se estreno no hace mucho y que paso sin pena ni gloria

Creador: Diego Sánchez dijo...

La peli mola como lo que es. Tampoco le busqueis grandes sorpresas ni una trama espectacular. Pero mola.