jueves, 29 de septiembre de 2011

Ok, no es terror. Pero es el tito Spielberg en una de Tintín


Planta 13 suele estar dediada al cine de terror, al thriller y a veces al fantástico y la ciencia ficción. Pocas veces damos cabida a cine de aventuras. Pero cuando se trata de un grande como Steven Spielberg embarcándose en una aventura clásica. Nos rendimos ante las posibilidades. Más aun cuando pudimos ver varios extractos exclusivos del filme durante el evento de Empire Presents Big Screen en Londres el pasado Agosto, y el aspecto era increíble.

De la mano del director ganador del Oscar® Steven Spielberg y del productor ganador del Oscar® Peter Jackson, dos de los contadores de historias más visionarios de nuestro tiempo, llega el gran evento del cine en 3D: una odisea épica a lo largo de todo el globo con misterios ocultos, amenazadores criminales y antiguos secretos; trasladando a la gran pantalla, de forma deslumbrante, las clásicas aventuras que han cautivado generación tras generación con su mezcla única de acción, humor y chispeante narración en Las aventuras de Tintín, el secreto del Unicornio.


Basada en los indomables personajes, queridos en todo el mundo, creados por Hergé, la historia sigue al curioso e insaciable joven periodista Tintín (Jamie Bell) y su leal perro Milú cuando descubren que la maqueta de un barco contiene un secreto explosivo. Arrastrado por un misterio centenario, Tintín se encuentra en el punto de mira de Ivan Ivanovitch Sakharine (Daniel Craig), un diabólico villano que cree que Tintín ha robado un valioso tesoro vinculado a un cruel pirata llamado Rackham el Rojo. Pero con la ayuda de su perro Milú, el mordaz y cascarrabias capitán Haddock (Andy Serkis) y los torpes detectives Hernández y Fernández (Simon Pegg y Nick Frost), Tintín viajará por medio mundo, siempre yendo un paso por delante y siendo más astuto que sus enemigos en una persecución para hallar el lugar donde finalmente descansa “El Unicornio”, un navío hundido que puede contener la clave de una cuantiosa fortuna... y de una antigua maldición.


A pesar de que Tintín ha viajado a los lugares más remotos –desde Perú al Tíbet y de allí a la luna- aún hay un sitio en el que no se ha aventurado: la gran pantalla de cine actual. Pero eso cambia con Las aventuras de Tintín, el secreto del Unicornio, que no solo lleva el cómic al público de todo el mundo por primera vez sino que lo hace en una forma innovadora y única, con el envoltorio creativo de la narración del siglo XXI, pero, a la vez, permaneciendo fiel al inimitable y eterno estilo visual de Hergé.

La fuente del continuo poder de la serie siempre ha sido la forma en que sus desaliñados y adorables personajes, sus pasaportes a lugares exóticos y sus valerosas batallas contra los malos han unido a la gente que viven sus aventuras y se sienten parte de algo en común.

Eso es lo que ocurrió con Steven Spielberg y Peter Jackson, que se han unido por primera vez como colaboradores gracias a la pasión de ambos por las tentadoras narraciones de Hergé. Cada uno se topó con Tintín en un momento diferente y de forma completamente divergente. Aunque el entusiasmo de ambos por las amplísimas posibilidades cinematográficas de los personajes es el mismo. Ninguno de ellos se pudo resistir a la excitación de tratar de fusionar la desenfrenada gracia de las ilustraciones de Hergé con lo último de la tecnología cinematográfica y la inspiración de enriquecedoras interpretaciones para crear una película única merecedora del vasto legado de Tintín.

2 comentarios:

serreina dijo...

Sin duda, va a ser el "estreno" de la próxima temporada.

Saludos

Diego Sánchez dijo...

Quedan sólo unas semanas. Ya no falta nada!