viernes, 21 de octubre de 2011

Crítica de Paranormal Activity 3


Durante el pasado Festival de Sitges se habló del estilo "cámara en mano" imperante en el género de terror y fantástico como algo ya pasado, fuera de moda y poco original. Rodrigo Cortés, durante la rueda de prensa de Emergo, película escrita y producida por él mismo y que emplea esas mismas técnicas, salió en defensa de su utilización. El director de Enterrado defendía que criticar el empleo de esta técnica porque ya lo hicieron en [REC] o El Proyecto de la Bruja de Blair es como criticar  el uso de travellings porque Scorsese o Eastwood ya lo hicieron en su momento. La cámara en mano es una técnica, una herramienta narrativa que los directores eligen para contar su historia.

El problema es que Paranormal Activity lleva ya tres entregas y el efecto de estar grabado así ya no supone un plus, un extra. Como no lo supone para películas como Emergo o Apolo XIII. Por tanto, hay que buscar fórmulas narrativas, ya sea en guión o dentro de la propia técnica de cámara en mano, que lleven la narración a un nuevo peldaño. En Paranormal Activity 3 los directores Henry Joost y Ariel Schulman llevan al espectador al pasado. Si la primera entrega seguía al personaje de Katie y la segunda a su hermana Kristi, en esta tercera entrega el espectador viaja en el tiempo hasta 1988 para ver cómo las dos niñas se encuentran por primera vez con el mal.

Durante toda la película los directores juegan a crear en el espectador la falsa seguridad de tener varias cámaras, varios puntos de vista, que permiten conocer los rincones de la casa, familiarizarse con el entorno y saber al mismo tiempo qué ocurre en la habitación de las niñas, en la de sus padres o en el salón. Sin embargo, de forma inteligente, el tercer acto lleva al espectador fuera de ese territorio conocido y con una sóla cámara. Y ya sabemos lo que eso significa: un sólo punto de vista. En un gran acierto por parte de los directores, el climax de la película esta grabado en lo que parece un plano secuencia (probbalmente trucado, igualmente efectivo) que imprime una sensación de suspense por ese único punto de vista, por no conocer a ese nuevo lugar en que se mueven los personajes (y el espectador con ellos) y porque la falta de cortes aumenta la sensación de experiencia en vivo que tan bien funciona en estas películas.

Si algo cansa de esta película es el final. No por cómo esta rodado (que me parece un acierto), sino porque, argumentalmente hablando, es una explicación que en el último año hemos visto al menos en otros dos filmes diferentes. Uno de ellos visto en Sitges 2010 y otro visto hace apenas unos días en Sitges 2011. No diremos qué titulos porque estaríamos reventando el final de Paranormal Activity 3 para cualquiera que los haya visto.

Vista la película y revisado el segundo trailer (abajo) me asaltan varias dudas. ¿Es el montaje mostrado en Inglaterra (donde hemos visto el filme) diferente al estrenado en Estados Unidos? Si es el mismo, ¿por qué al menos tres momentos impactantes del trailer oficial no han acabado en el montaje final?

4 comentarios:

En-Pánico dijo...

No había visto este Segundo Trailer. Antes leí varias críticas, y la mayoría decían que es una película penosa. Pero bueno, esto no me desanima a verla, y mucho menos después de ver este segundo Trailer!.

Diego Sánchez dijo...

Repito lo que dije en la critica, En-Pánico, al menos en el Reunio Unido hay muchas partes del trailer que no salen en el montaje proyectado en cines... cuidado que no haya luego sorpresas!

Peluche de Felpa dijo...

Hay MIL cosas que no salen en la película del trailer. De hecho, la ví anoche (aún la tengo fresquita) y me gustó bastante, pero tengo que reconocer que todas las partes impactantes del trailer NO salen en la película final (no hay un cura, la mujer no sale volando, y muchas otras cosas más).

No es una mala película pero me parece extraño que te metan tanto material en el trailer que luego no sale en la película.

Diego Sánchez dijo...

Es muy extraño que ocurra esto. Cierto es que en ocasiones aparecen imágenes en un trailer que luego se caen del montaje fnal, pero con Paranormal Activity es exagerado. Demasiadas imágenes que no salen en el filme.